Todos quieren ser como él y la ciudad es un descontrol

Placeholder image

Midieron cómo manejan en la ciudad de Fangio: en solo un mes pasaron 12.000 semáforos en rojo. Ante un incremento de los siniestros viales, el Municipio de Balcarce instaló de prueba en agosto una serie de controladores y radares que comenzarán a funcionar el 1 de septiembre: durante agosto relevaron esa enorme cifra de 35,2 infracciones diarias por semáforo.

Profeta en su tierra. En la ciudad de Balcarce, pagos de Juan Manuel Fangio, la velocidad parece una constante. Pero sobre todo, las infracciones de tránsito. Choques, malas acciones, motos, autos, personas heridas. El escenario empezó a ser cotidiano en la localidad bonaerense.

Ante un visible incremento de los siniestros viales en el último tiempo, el Municipio se propuso instalar controladores de cruces de semáforos y radares de fiscalización de velocidad. Arrancarán oficialmente a operar este jueves, pero la Comuna realizó una prueba en agosto. ¿Los resultados? Las y los balcarceños pasaron 12.000 veces los semáforos en rojo.

Las acciones se enmarcan en la campaña “Despacio Balcarce” que lanzó la intendencia, como parte del convenio marco de seguridad vial 2020 que firmaron con la Provincia. En los próximos días, según anunciaron, pondrán en marcha acciones de concientización complementarias a los controladores y radares.

“Ni bien empieza a funcionar el sistema, la caída en las infracciones es abrupta”, remarcó Gustavo Marano, en representación de la empresa Fluxa, proveedora del servicio. Pero agosto les demostró que la situación es más crítica de lo que creían. “Estamos asustados por la situación», planteó.

Los equipos que posibilitaron obtener un registro de infracciones en los semáforos de la ciudad a modo de prueba fueron habilitados en marzo por la gobernación bonaerense. En diez instalaciones, registraron las 12.000 infracciones por semáforos en rojo: 35,2 por día.

El director de Movilidad y Control Urbano de la Municipalidad, Lucas Quiñones, adelantó que están evaluando agregar más semáforos y lomos de burro en aquellos sectores críticos de la ciudad, unida al mayor piloto argentino de todos los tiempos, y que hoy lucha porque su población entienda la necesidad de manejar bien.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER