Kinesiólogos advierten las consecuencias del home office

Placeholder image

Kinesiólogos de la provincia advierten por las consecuencias del home office. Desde el Colegio de Kinesiológos del territorio bonaerense alertaron a la población acerca de los trastornos musculares y visuales producidos por el uso de la tecnología. Según afirmaron, los mismos se vieron agravados por el inicio de la pandemia de Covid.

El uso excesivo de dispositivos electrónicos genera cada vez más consultas por "tendinitis, contracturas, aumento de las miopías y problemas posturales derivados de esa deficiencia visual", afirmaron desde CoKiBA. "La llegada del zoom, meet, clases virtuales y videollamadas, fue una gran solución en los momentos más complicados de la pandemia".

Aunque también "determinó consecuencias mayores en los ojos y no solo en la vista (con aumentos de miopía), sino también en problemas posturales que la disfunción de los ojos acarrea", aseguró Daniela Lilian Adamini integrante del Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires .

Con el incio de la pandemia en marzo de 2020 aumentó el uso de la tecnología en los hogares, pero "la utilización excesiva de los dispositivos terminó complicando otras aristas en la salud". En este sentido, la Vicepresidente de la Asociación de Posturología Argentina (APA), afirmó que la pantalla" más pequeña y más nociva" es la del celular provocando trastornos como rizartrosis del pulgar, tendinitis de ese dedo, cervicalgias y dorsalgias''.

Incluso hablan del efecto "whatsappitis": secuelas de la adicción a esa y otras plataformas de comunicación virtual desde el celular. Y por una utilización de manera incorrecta. "Son muy pocos los que usan el dispositivo correctamente acercándolo a la cara. Por el contrario, lo más común y claramente menos saludable, es ver como la cabeza se lleva en flexión para acercar la vista al celular, incrementando notablemente el peso que las cervicales deben soportar", explicó Adamini.

En los últimos meses, en los consultorios y centros de kinesiología aumentaron las visitas de adolescentes estudiantes, o adultos que trabajan desde casa bajo modalidad home office. "Tantas horas sentados, sumado a la disminución de actividad física, generaron un incremento de lesiones vinculadas al sedentarismo ..."

Se incluyen "el acortamiento de cadenas musculares, lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias, que se asocian a la mala postura extendida en el tiempo frente a las pantallas. También fallas circulatorias, principalmente en miembros inferiores, cefaleas, y estreñimiento, que son otros síntomas que podemos asociar al mismo factor", aclaró la integrante de CoKiBA.

Los kinesiólogos también explicaron que el uso de tecnología desde tan temprana edad, "contribuye en la afección de la vista de nuestros niños, que en muchos casos derivan en miopía". "Lo que comienza con una molestia por contractura y sobreuso muscular, si no es tratado a tiempo, se convierte en tendinitis.

Con el tiempo, "el mal uso del cuerpo termina llevando a desgarros. Por eso es importante la intervención temprana" sumaron los especialistas. Según señalaron, el abuso en el uso de pantallas trae aparejados otros problemas como el "aislamiento" y "problemas psicosociales, somatoemocionales, de comunicación, y propioceptivas, además de los trastornos biomecánicos".

¿Qué recomiendan los kinesiólogos para el uso de dispositivos? "Cuanto más chico es el dispositivo, peor para nuestra salud. (...) Siempre será mejor la tablet que el celular, la compu que la tablet, y la tele que la compu. Es decir, mientras más chico el dispositivo, peor será para la salud" advirtió Adamini.

Otras sugerencias:

Colocar lentes con filtro de luz azul que se compran en ópticas.

Usar la tecnología con luz natural, cerca de una ventana. Y si la luz es artificial, mejor de lámpara incandescente.

No utilizar pantallas a la noche antes de dormir, ya que además de afectar la visión, con las consecuencias posturales y visuales que esto acarrea, alterarán el ritmo circadiano.

La postura en el escritorio debe ser cuidada, para prevenir lesiones biomecánicas, así como para asegurar una mayor concentración.

Bajar el brillo de las pantallas

Hacer pausas activas, para descansar la vista, el cuerpo y la mente.

Compensar visión cercana con visión lejana, mirando por la ventana, o saliendo afuera en pequeños intervalos de uso cada media hora.

Si el material que tenemos que leer se puede imprimir en papel, siempre será más conveniente y saludable.

Volver a la actividad física al aire libre, con buena hidratación, y elongación.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER