Protesta de proteccionistas desató un escándalo

Placeholder image

Protesta de proteccionistas de toda la región desató un escándalo en Benito Juárez. Hubo una marcha de proteccionistas en Benito Juárez por presunto maltrato animal en la perrera. Unas 100 proteccionistas de Benito Juárez, Adolfo Alsina, Coronel Suárez, Saavedra, Pigué entre otros. marcharon hasta el lugar donde se encuentra emplazada la guardería canina municipal.

Una protesta por presunto maltrato y muerte de animales en la «perrera municipal» de Benito Júarez derivó en un escándalo, luego que autoridades políticas de la localidad denunciaran amenazas verbales contra el intendente Julio Marini y su esposa por parte de proteccionistas, cuando el alcalde participaba de una misa en la parroquia de la localidad.

El clima había comenzado a agitarse en los días previos. Diferentes asociaciones proteccionistas salieron a visibilizar las condiciones de los animales alojados en la “guardería canina” municipal. La situación, incluyó una activa campaña en redes sociales, donde además de exponer la situación, tildaban al alcalde del Frente de Todos como “asesino”, hecho que generó el repudio de dirigentes políticos del oficialismo.

Entre algunas de las denuncias, las proteccionistas mencionaron la existencia de perros muertos y mutilados entre ellos y situaciones de hacinamiento ante la cantidad de animales alojados en el predio, algo que no es desconocido por la comuna, debido a la “sobrepoblación de animales” indicaron.

La campaña en redes sociales en las que se tildaba de «asesino» al intendente de Benito Juárez que derivó en el repudio del Frente de Todos. Además, los manifestantes exigen el cumplimiento de la Ley 14.346 contra el Maltrato Animal y una política sostenida de castraciones masivas – Ley 13.879- para sostener el equilibrio poblacional de perros y gatos.

El último sábado por la tarde, un centenar de proteccionistas locales y de otros lugares como la Ciudad de Buenos Aires, Adolfo Alsina, Coronel Suárez, Saavedra, Miramar o Tres Arroyos, se manifestaron en el predio del refugio canino municipal y en la explanada de la Iglesia local.

A lo largo de protesta, explicaron que en Benito Juárez “no se está cumpliendo la ley ni la ordenanza sancionada el año pasado” en referencia a la norma que establece que los animales deben ser desparasitadas, vacunados contra la rabia y finalmente castrados para ser devueltos a su espacio natural.

Con pancartas y cánticos, insistieron en el peligro que significa la sobrepoblación animal y en los presuntos maltratos a los que están sometidos los canes que se encuentran bajo custodia municipal. Posteriormente el grupo se dirigió a las escalinatas del Palacio Municipal donde se desplegaron las pancartas y banderas alusivas.

Luego partieron en caravana hasta el lugar donde se encuentra la guardería municipal, allí los esperaban dos móviles policiales que atendieron una delegación de los grupos, recomendándoles no ingresar al predio, hecho que no sucedió porque la voluntad de los manifestantes era no provocar que los canes se pusieran nerviosos ante la masiva presencia.

Simplemente hicieron un abrazo simbólico en la puerta de ingreso a la Planta de Reciclado y allí culminó, todo, bueno eso pensamos quienes cubríamos el evento, sin embargo, se producirán más tarde hechos lamentables que originaron una dura respuesta del Partido Justicialista en conferencia de prensa que reproducimos en otra aparte. (Fenix digital/Infocielo/DdR)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER