Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Alto nivel musical en la presentación de dúo francés

Placeholder image

Alto nivel musical en la presentación del dúo francés "Notes de Passages". Con la Sala Bicentenario repleta de público, el excelente dúo francés «Notes des Passages», conformado por el pianista Jean Christophe Cholet y el cantante, flautista y gaitero Guillaume López Vidal se presentó por primera vez en nuestra ciudad y brilló en un maravilloso cuarto recital dentro del Ciclo de Conciertos de Piano que se proyectó para el último sábado de cada mes.

«Notas de pasajes» fue un viaje instrumental y vocal, a la vez primitivo y explosivo, viaje donde la música internacional y la música improvisada se enriquecieron mutuamente. En este contexto, el pianista Jean-Christophe Cholet reveló su apego a la improvisación, a la sofisticación armónica y rítmica y a la importancia de la melodía. Por su parte el tenor Guillaume López Vidal cantó en las lenguas de su propia historia (Francés, Occitano y Español, pues sus abuelos huyeron de España en 1939) con una voz que enlazó varios timbres y estilos y dio color a la música con su flauta y gaita itinerantes.

La singularidad de la música se encontró en la sinceridad de los artistas: Cholet es un compositor y arreglador que aparece como uno de los pianistas franceses más inusuales en el campo de la música improvisada. Su obra es rica y variada, con una constante: la transversalidad cultural y artística. López-Vidal, traspasó las fronteras y la memoria, es un cantante imaginativo que mezcló en cada una de sus creaciones la España de sus orígenes, el Jazz, la canción francesa y la música tradicional del Mediterráneo y del sudoeste francés.

Un párrafo especial para la excelente interpretación de “A Alto nivel musical en la presentación del dúo francés “Notes de Passages”. Con la Sala Bicentenario repleta de público, el excelente dúo francés «Notes des Passages», conformado por el pianista Jean Christophe Cholet y el cantante, flautista y gaitero Guillaume López Vidal se presentó por primera vez en nuestra ciudad y brilló en un maravilloso cuarto recital dentro del Ciclo de Conciertos de Piano que se proyectó para el último sábado de cada mes.

«Notas de pasajes» fue un viaje instrumental y vocal, a la vez primitivo y explosivo, viaje donde la música internacional y la música improvisada se enriquecieron mutuamente. En este contexto, el pianista Jean-Christophe Cholet reveló su apego a la improvisación, a la sofisticación armónica y rítmica y a la importancia de la melodía. Por su parte el tenor Guillaume López Vidal cantó en las lenguas de su propia historia (Francés, Occitano y Español, pues sus abuelos huyeron de España en 1939) con una voz que enlazó varios timbres y estilos y dio color a la música con su flauta y gaita itinerantes.

La singularidad de la música se encontró en la sinceridad de los artistas: Cholet es un compositor y arreglador que aparece como uno de los pianistas franceses más inusuales en el campo de la música improvisada. Su obra es rica y variada, con una constante: la transversalidad cultural y artística. López-Vidal, traspasó las fronteras y la memoria, es un cantante imaginativo que mezcló en cada una de sus creaciones la España de sus orígenes, el Jazz, la canción francesa y la música tradicional del Mediterráneo y del sudoeste francés.

Un párrafo especial para la excelente interpretación de 2alfonsina y el mar”, para la cual el dúo invitó a compartir escenario al director de Cultura suarense Alberto Guede, con quien entregaron una creación magnífica que mereció la mayor ovación de la noche. Un público respetuoso y entusiasta coronó con generosos aplausos cada una de las interpretaciones brindadas por estos excelentísimos artistas. Sin lugar a dudas fue una maravillosa cuarta presentación de este Ciclo de Conciertos de Piano que la comunidad podrá disfrutar a lo largo del año.

 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER