Buscan retirar de las calles a conductores imprudentes

Placeholder imageTránsito: nuevas acciones para retirar de las calles a conductores imprudentes. La Agencia Nacional de Seguridad Vial está requiriendo la suspensión de las licencias de estas personas y la obligación de someterse a un nuevo examen psicofísico. La medida tiene como objetivo retirar de las calles a aquellos conductores que demuestren actitudes temerarias y pongan en riesgo su vida y la de los demás, como sucedió recientemente en Gregorio de Laferrere, donde el pequeño Tahiel Contreras, de 6 años, falleció tras ser atropellado por un auto fuera de control que participaba de una picada.

La resolución tiene vigencia en todo el territorio nacional y desde distintos municipios están realizando las gestiones para ponerla en práctica. "La disposición permite la suspensión provisional de la licencia de conducir y el inmediato sometimiento a un nuevo examen psicofísico a los fines de determinar su aptitud actual para conducir, dentro del plazo de 5 días hábiles", dijo el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

Confirmó que el objetivo es "sacar de las calles y las rutas a los conductores que desarrollen conductas gravísimas para la seguridad vial, a los efectos de su reevaluación por las autoridades de tránsito de cada jurisdicción". La autoridad jurisdiccional podrá mantener la suspensión del carnet hasta tanto el dictamen de la evaluación sea favorable en aquellas personas que no aprueben el nuevo examen psicofísico exigido.

"Si no se somete al nuevo examen psicofísico exigido dentro del plazo indicado, se podrá proceder a inhabilitar preventivamente al conductor. Estas medidas son de alcance nacional y son instrumentadas por la autoridad que emite dicha licencia", amplió. La ANSV acciona a partir de faltas advertidas en operativos, así como también del análisis de videos que circulan en la web o son enviados al organismo.

"Estamos trabajando para cambiar la cultura vial y generar un control social del tránsito: al igual que un fumador no lo hace en espacios cerrados por la mirada social, necesitamos que ocurra lo mismo con quienes ponen en riesgo su vida y la de los demás a la hora de estar frente a un volante. Por eso, llamamos a la sociedad a que denuncie las picadas y a todos los conductores temerarios", manifestó Carignano.

A poco de cumplirse un mes de la entrada en vigencia de la disposición, el funcionario consideró que el resultado de momento es satisfactorio. "El balance es positivo, porque nos permite actuar rápidamente cuando tomamos conocimiento de un conductor temerario. Nuestro objetivo es tomar las medidas necesarias para evitar que aquellos que ponen en riesgo su vida y la de los demás continúen frente a un volante". / La Nueva

 
 
 
 
 
 
 
 
 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER