Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Celebran revolución alimenticia y productiva

Placeholder image

Mediante una jornada de agroecología se celebró la nueva revolución de alimentación saludable y producción sustentable. En el marco de la disertación que el pasado viernes brindó el Ingeniero Eduardo Cerda respecto a «Agroecología” en el Honorable Concejo Deliberante, el sábado 25 de mayo se llevó a cabo el Primer Encuentro Provincial de Productores y Consumidores Agroecológicos.

Con el Mercado colmado de productores locales y regionales, ingenieros agrónomos, educadores, miembros de Ongs, se desarrolló una tarde de feria, juegos interactivos y charlas sobre agroecología. Además se trabajó en pequeños grupos (según profesión o especialización) y se abordaron distintas temáticas sobre apicultura, horticultura, agricultura extensiva, elaboración de productos y alimentos y el consumo de los mismos.

Más tarde se compartió una merienda agroecológica y se festejaron los tres años de creación de la Red Nacional de Municipios y Comunidades que fomentan la Agroecología (RENAMA). De la jornada participó el biólogo Marcelo Schwerdt, director del Centro de Educación Agraria Nº 30 en Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, asesor en Recursos Naturales de la Municipalidad de Guaminí.

Él, destacó: "Arrancamos hace 5 años, el municipio tomo la iniciativa de hacer políticas de fomentos de la agroecología. En 2016 organizamos la RENAMA que fomenta la agroecología en todo el país. Arrancamos en Guaminí con 100 hectáreas y hoy estamos con 5 mil. Hay una demanda cada vez mayor. Una generosidad de la red del RENAMA es que los productores abren sus tranqueras para mostrar las cosas que están bien y que están mal y de esa manera se van interiorizando ..."

"... La red es de producción agroecológica extensiva, también estamos haciendo desarrollo hortícola. En este momento, en Guaminí fundamos una granja con todos los productos agroecológicos y estamos en búsqueda de nuevos productores. Hoy, que podamos tener de nuevo desarrollo de producto local, nos garantiza la calidad y efecto positivo en nuestra salud. El rol del que quiera acercarse es bienvenido, como productores o vecinos curiosos que lo hacen propio y lo contagian”.

Carlos Anzorena, ingeniero agrónomo que realiza asesoramiento, y es referente municipal del Programa Agroecológico local, explicó el trabajo que se realiza en nuestro partido en esta temática: “se acompaña el trabajo de las familias, de nuevos productores, es una transición hacia la independencia de insumos, a un sistema más soberano, que el productor pueda decidir con qué recursos (sus semillas, la fertilidad, su suelo), independizarse un poco de los mercados, hace que el productor tenga su libertad. Los logros tienen que ver con clarificar el proyecto, por ejemplo, aquí se vende harina agroecológica de los trigos que hacen los mismos productores ..."

"... Se trabaja fuertemente con la ganadería y su interacción con los diferentes lotes (no las dejamos solamente en las peores tierras). Entonces empezamos a poner conocimiento y la producción aumenta muchísimo. Ayer se contaba que en Guaminí han duplicado la cantidad de hacienda que tienen. Estos son sistemas más productivos porque se produce el mismo producto con más rinde. Para el productor resulta mejor y es mucho menos dependiente del mercado. Es fundamental mejorar el suelo, actualmente – lo dice un informe del INTA – se ha perdido el 50% de materia orgánica de los suelos en el país, de la última medición ..."

"... Y sigue cayendo. La agricultura de insumos no está dando los resultados prometidos. Nosotros, en cambio, nos enfocamos en recuperar ese suelo, produciendo la fertilidad del mismo, y así tener más producción saludable. Debemos saber que hay una crisis de la agricultura, una necesidad de la población de comer otra cosa, además del crecimiento acumulado, y esto conlleva a que cada día más ciudadanos produzcan y se interioricen en la agroecología”.

Durante el transcurso de la jornada, algunos productores agroecológicos contaron su experiencia. Un joven productor marplatense, Martín Biocca, de la Huerta Agroecológica ‘Los Serenos’ expresó: “hace 8 años producimos. Estamos muy contentos, asombrados de la abundancia de la naturaleza. Nuestra especialidad es la horticultura que es muy diversa. En los últimos años incorporamos agricultura. La respuesta de los clientes es muy grata y saludable”.

Otro es el ejemplo de una productora llamada Julia – de Pigüé – quien realiza deliciosas mermeladas de frutas y verduras de estación. Ella, muy segura detalló: “hay que aprovechar todo, tratamos de reivindicar esto que nos dejaron los abuelos. Mis comienzos tienen que ver con el abastecimiento a la familia. De la mano de INTA me presenté en un encuentro a feriar donde concurrimos todos los sábados. La gente está en busca de alimentos libres en químicos, de elegir lo que uno consume que es importante para la salud y aprovechar lo que la naturaleza nos da que es muy abundante. Esto es moneda corriente y ya es común la alimentación consciente. Para nosotros es gratificante, todo tiene su detalle y se lo hace con amor de manera sencilla”.

Por otra parte, en la jornada provincial se encontraba Julio, productor nacido en Chile, viviendo en San Andrés de la Sierra (a 15 km de Tornquist), quien muy emocionado describió su experiencia al decir: “nosotros tenemos un espacio donde hemos construido nuestra casa de adobe y ladrillos de barro y estamos abocados a volver a la fuente, trabajar la tierra y producir nuestros propios alimentos. Estamos cosechando verduras y frutas. Para mí significa volver a vivir, después de haber residido muchos años en la gran ciudad, es volver a vivir, nuestro espacio que se llama ‘Lakutum’ y en la lengua Mapuche significa ‘he regresado’.

"... Hemos regresado a nuestra fuente. Por eso creo que es volver a vivir. Algo de sangre mapuche corre por mis venas. Estamos intentando armar una asociación civil para trabajar la tierra y brindar productos sanos a la comunidad. Me siento como volver a tener 14 o 15 años, con un poco más de tecnología ya que antes lo trabajábamos manualmente al cien por ciento. Hemos incorporado tecnología pero volver a trabajar como lo está planteando la agroecología, es como volver un poco a aquellos tiempos. Eso nos hace bien a nosotros y a todos”.

 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER