Inicia una nueva era en materia de seguros de autos

Placeholder imageLos cambios de la era digital en los seguros de auto: cotizaciones online, pólizas personalizadas y sensores en los autos. En el rubro es posible destacar nuevas tendencias que procuran facilitar la prestación y contratación de los seguros así como economizar las coberturas. Hace años, sino décadas, que la irrupción de la tecnología viene produciendo importantes cambios en todas las áreas de industrias y negocios y que también han revolucionado la vida cotidiana de las personas, principalmente en el aspecto laboral y en la contratación de productos y servicios.

Un ejemplo icónico es el caso de los bancos y los servicios financieros, en el cual hace poco tiempo atrás era inimaginable crear un plazo fijo o contraer un préstamo sin la necesidad de trasladarse la sucursal correspondiente. Actualmente con la llegada del homebanking y las fintechs ya son muy pocas las operaciones que no puedan realizarse de forma electrónica y ya es normal hablar de conceptos como el de billetera electrónica, cuyo uso se incrementó en un 785% tan solo en los últimos 12 meses, según datos obtenidos por la Red Link.

En el caso del rubro de los seguros, y en el de seguros de auto en particular, el mercado actual se mantiene bastante similar al conocido una década atrás, si bien se encuentra en pleno proceso de cambio con un nuevo horizonte por motivo de la digitalización. Si bien no se puede hablar de una total revolución, es posible destacar nuevas tendencias en el rubro que procuran facilitar la prestacion y contratacion de los seguros así como economizar las coberturas.

Contratación y servicio al cliente online

Hoy se ha hecho parte del día a día el poder “realizar las comprar” desde casa a través de los llamados e-commerce. De hecho este año, incentivado aún más por el aislamiento dispuesto con el fin de combatir la actual pandemia del Covid-19, la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (Cace) registró importantísimos crecimientos en la compra mediante esta modalidad como en el caso de la región NEA donde el aumento en la facturación de comercios electrónicos se disparó un 76%.

Autoridades de la Cámara explican que este incremento se debe a que “cada vez más personas se animan a comprar por primera vez y una vez que conocen el canal digital se convierten de compradores ocasionales, a regulares y cotidianos”. Pero si bien esto ya era una costumbre cuando se trata de productos, en el caso de la adquisición de servicios la transición fue más lenta y de a poco se suman compañías aseguradoras a la tendencia.

Hoy en día, para contratar un seguro de auto online solo se requiere contar con un dispositivo electrónico (tanto computadora como celular) e ingresar a la página web de la aseguradora seleccionada. Desde las Insuretechs más novedosas hasta las compañías más tradicionales cuentan con cotizadores virtuales que permiten conocer el valor de la póliza informando datos importantes del vehículo y el titular (modelo y año del auto, ciudad o domicilio, edad y sexo del titular, etc.).

A los fines de la contratación 100% electrónica, algunas aseguradoras como Iúnigo ofrecen el servicio de inspección vehícular previa a través de su App adjuntando una cantidad específica de fotos (generalmente seis) al sistema. También se ha evolucionado muchísimo en lo vinculado con la atención al cliente a través de medios virtuales y esto implica un cambio en el concepto del acceso a la información y de la atención en sí misma. Los clientes ya no están dispuestos a recibir largas llamadas telefónicas para escuchar ofertas o servicios.

El internet se convirtió en el principal canal de consulta de información de seguros de autos y esto se debe al deseo de manejar sus propios horarios y tiempos, sin tener que sujetarse a horarios de apertura de sucursales por ejemplo. Las empresas aseguradoras han tenido que adaptarse a un nuevo tipo de consumidor que busca llevar la iniciativa, tanto en la contratación como en la gestión de sus solicitudes de forma más flexible y rápida.

En el caso de la denuncia de un siniestro, una de las operaciones más utilizadas por el titular de un seguro de auto, las empresas más reconocidas como Mapfre, La Caja o Provincia Seguros ya cuentan con canales en su sitio web a fin de poder denunciar el hecho especificando los daños producidos. Otras aseguradoras a su vez permiten solicitar auxilio a por medio de la aplicación correspondiente para el caso de quedarse sin batería o necesitar cambiar una rueda. Esta opción reduce los tiempos de atención hasta 3 o 4 veces en comparación con los servicios tradicionales. Para el caso de que los daños fueran mayores, una vez informado el siniestro se le comunica al asegurado, también mediante la aplicación, los centros autorizados cercanos a su domicilio para realizar las reparaciones.

Descuentos en las pólizas utilizando sensores

La aplicación de la tecnología a los fines de aumentar la seguridad al manejar cada vez evoluciona más. Hoy en día ya hay carros que ofrecen sensores de alerta de puntos ciegos así como de de cambio de carril para el caso de que no se hubieran activado las luces de giro, por ejemplo. Este tipo de sistemas también son utilizados por las aseguradoras a los fines de aumentar la prevención de daños. Ya existen compañías que ofrecen la alternativa de instalación de sensores que evalúan el modo de conducción del solicitante, ofreciendo descuentos para los que acepten dicha instalación.

Los beneficios incluyen la posibilidad de evaluar los riesgos en la conducción así como monitorear el vehículo evitando robos del mismo. Empresas como Prosegur han desarrollado el servicio de rastreo vehicular satelital, justamente mediante la instalación de un dispositivo en el auto que permita conocer en tiempo real la localización del mismo y pudiendo activar una alarma silenciosa de emergencia en caso de encontrarse en riesgo. El mismo dispositivo presenta un sensor de choque, enviando información a la central de monitoreo cuando el auto sufre un impacto.

Pólizas personalizadas

El costo de las pólizas es uno de los principales gastos a afrontar para aquellos que cuentan con su auto propio. Incluso en esta época en que la mayoría de los vehículos se mantuvieron estacionados y con poco uso debido a la situación de aislamiento social, las tarifas mensuales del seguro se mantienen y pueden significar un inconveniente para el presupuesto de una familia.

En el marco de este contexto surge en el país una alternativa de pólizas que ya son de uso común en otros países de Europa e incluso de Latinoamérica Brasil: es el caso de los llamados seguros “pay per use” u “on demand”. En Argentina la Aseguradora Libra lanzó su línea “Orange Time” cuya cobertura se activa al momento de usar el auto. En este caso se paga un monto mensual fijo -bastante menor al de una póliza normal-, y se pagará un adicional por el tiempo de uso.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER