Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una "sentada" puso en escena las obscenidades en el fútbol

Placeholder imageEl país necesita de una justicia creíble, confiable y el fútbol, deporte emblema de los argentinos, no escapa a esa necesidad. Lo sucedido dias atrás en la Liga Regional que determinó la renuncia del comité disciplinario no fue nada más que la acumulación de un creciente y desbordante hartazgo y fastidio de los actores principales de este deporte por las injusticias muy propias de quienes deben velar por el normal desenvolvimiento de la actividad, siendo ellos en parte los que se llevan el poco dinero que genera nuestro fútbol amateur.

Pero este no es el único escenario que sufre los vaivenes malintencionados y corruptos de quienes debieran ser fiel ejemplo de imparcialidad. Hoy dia son cada vez más los ecos que retumban en distintos vestuarios y en distintos niveles competitivos, preocupados más por los arbitrajes que por el rival que tienen enfrente. A cada rato surgen noticias desde distintos puntos del país sobre arbitrajes escandalosos que orillan con los estrechamente sospechoso.

El más reciente se dio este fin de semana en Mar del Plata en la final del torneo Federal A. Allí y tras abandonar el partido San Jorge de Tucumán evalúa retirarse de los torneos. Los dirigentes de San Jorge reconocieron que fueron advertidos que iban a ser perjudicados por el árbitro en la final del Federal A que disputaron en Mar del Plata ante Alvarado y adelantaron que analizan no seguir participando en los torneos organizados por el Consejo Federal de la AFA.

Los dirigentes de San Jorge reconocieron que fueron advertidos que iban a ser perjudicados por el árbitro en la final del Federal A de fútbol que disputaron en Mar del Plata ante Alvarado y adelantaron que analizan no seguir participando en los torneos organizados por el Consejo Federal de la AFA. Tras el escándalo que se vivió en el estadio "José María Minella", de Mar del Plata, los reponsables de la institución anunciaron que cuando lleguen a Tucumán analizarán los pasos a seguir y posiblemente tomen la decisión de retirarse de las competencias nacionales.

"No tiene sentido seguir", comentaron en medio de la frustración tras la suspensión de la final que otorga el segundo ascenso a la B Nacional. Los jugadores del equipo tucumano se sentaron en el campo de juego al comenzar el segundo tiempo en reclamo por la tarea del árbitro Adrián Franklin y luego se retiraron al vestuario cuando perdían 1 a 0 y jugaban con nueve futbolistas por las expulsiones de David Valdez y Maximiliano Guardia.

"Nos habían advertido que esto iba a pasar, pero nosotros teníamos la esperanza de que sólo se tratara de un rumor", señaló Gastón Sáez, presidente de San Jorge. El dirigente confirmó a Télam que el plantel tomó la decisión de no seguir jugando al finalizar el primer tiempo, pero finalmente optaron por salir al campo de juego y tomar la medida de protesta, cuyas imágenes comenzaron a circular rápidamente en todo el mundo.

La dirigencia del fútbol argentino muchas veces ha empleado a sus árbitros para definir quienes deben campeonar o quienes no y ello es vox populi, en las distintas divisionales. También es cierto que los arbitrajes han sido utilizados para disciplinar a dirigentes opositores. Pero el grado de exasperación de los actores ya viene alcanzando niveles insuperables, hasta el punto de tomar medidas de gran conotación a nivel nacional. Este no será ni el primero ni el último de los hechos que irán trascendiendo.

 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER