Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Kicillof le pedirá a los intendentes que quiten los bloqueos

Placeholder imageKicillof pedirá a los intendentes que reemplacen los bloqueos de tierra por vallas. Fue un tema conflictivo al inicio de la cuarentena. Los bloqueos son clave para los distritos que no tienen casos de contagio. El gobierno de Axel Kicillof le pedirá a los intendentes que quiten los bloqueos levantados con montículos de tierra o escombros en los accesos a las ciudades y que sean reemplazados por vallados visibles desde la distancia. La medida será una de las tantas que se tomarán en esta nueva fase de la cuarentena administrada y que tendrá medidas más rígidas, por ejemplo, en el transporte público y en rutas y accesos.

  

Kicillof encabezó una conferencia de prensa junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollán, y dijo que la nueva fase de administración del aislamiento "no son de flexibilización sino de endurecimiento" porque se trata de "una profundización de los mecanismos de control siempre pensando en la salud y la vida de la población".

Fue Bianco, uno de los hombres de confianza de Kicillof, quien se encargó de enfatizar que está prohibido "taxativamente" los cortes que impidan el acceso a los municipios. Según explicó, esas medidas "generan problemas adicionales", al tiempo que adelantó que trabaja en un nuevo protocolo "más estricto" para el transporte público que incluirá normas de distanciamiento social dentro de los vehículos y pautas "rígidas" de circulación.

Los bloqueos de accesos con montículos de tierra fueron una constante de los intendentes desde que se inició el confinamiento. Incluso hubo cruces entre el gobierno de Kicillof y los alcaldes por el tema, pero ambas partes llegaron a un punto en común cuando los jefes comunales aceptaron mantener retenes sobre los principales accesos para permitir el paso de transportes indispensables y Kicillof permitió el bloqueo de los accesos secundarios.

Pero es justamente a través de esos primitivos bloqueos y los controles sobre las rutas que muchos intendentes basaron fuertes operativos que les permitió no tener contagios y empezar a liberar el comercio y la industria. "Queremos regular los accesos a los distritos. Hay situaciones dispares. Lo que exigimos es que haya un acceso abierto por cada ruta provincial o nacional que cruce el distrito", dijo Bianco.

Además, explicó que se están estableciendo cierto parámetros para los cortes en los accesos y aclaró que no se pueden cortar caminos con montículos de tierra o escombros. "Eso genera más problemas que soluciones", dijo y explicó que deben disponerse vallados visibles desde la distancia y que permitan la circulación del agua. La prohibición se dará a conocer mediante una resolución que se publicará durante los próximos días y que incluirá nuevas pautas para que se reanude el transporte interurbano, que hoy está suspendido, y para garantizar el distanciamiento social en el transporte urbano, ferroviario y fluvial, y vehículos particulares.

"Sabemos que el uso del transporte público es el principal factor de expansión del contagio hacia zonas no contagiadas", dijo Kicillof en la conferencia de prensa. Y amplió que por eso, "va a tener más frecuencias pero va a haber más restricciones". Asimismo, el mandatario provincial dijo que habrá una "profundización de los controles de circulación en rutas provinciales y nacionales de acceso a los distintos distritos de la provincia de Buenos Aires" para evitar que el virus avance los distritos con grado de contagio leve. / La Política Online

 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER