Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No se confía en las vacunas y ello aumenta riesgos

Placeholder imageLa falta de confianza en las vacunas, uno de los mayores riesgos para la salud pública. Lo identificó la Organización Mundial de la Salud y recordó que gracias a las vacunas, muchas enfermedades han disminuido notablemente su frecuencia de aparición y otras directamente fueron erradicadas. Con la llegada de las bajas temperaturas, las enfermedades típicas de la estación son más intensas y afectan cada vez a más personas. En las últimas horas, el Ministerio de Salud bonaerense confirmó tres nuevos casos de Gripe A en La Plata.

Se trata de dos docentes y una alumna. Una de ellas trabaja en la escuela Nº 42 y la primaria Nº8, otra en la Técnica 8 y también una alumna de la escuela primeria Nº 121. Cabe recordar que los periodistas Jorge Lanata y Liliana Franco fueron diagnosticados, hace algunos días, también con Gripe A. La periodista debió permanecer en reposo, aislada y sin recibir visitas. Por su parte, el periodista ya se encuentra nuevamente al aire de PPT.

La vacunación no es una decisión individual, sino colectiva. Recientemente la Organización Mundial de la Salud ha identificado que las dudas, vacilaciones y la falta de confianza de la población en las vacunas son uno de los mayores riesgos para la salud pública en la próxima década. Es importante recordar que, gracias a las vacunas, muchas enfermedades han disminuido notablemente su frecuencia de aparición y otras directamente fueron erradicadas como la viruela. Se podría llegar también a la erradicación de otras enfermedades si se logran las coberturas de vacunación apropiadas.

El beneficio de la vacunación es individual y colectivo ya que si todos los que deben vacunarse lo hacen, aquellos que por algún motivo no pueden hacerlo, también estarán protegidos. Quizás las vacunas son víctimas de su propio éxito y por eso hoy algunos, sobre todo los más jóvenes que no vieron epidemias de enfermedades que ya no son un problema gracias a las vacunas, se permiten dudar de ellas. Sin embargo, la evidencia científica a favor de la vacunación es irrefutable y se sostiene a lo largo de la historia.

 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER