Vacunas: gobiernos deberán asumir daños colaterales

Placeholder imageSi las vacunas provocan daños colaterales, los gobiernos deberán asumirlos. El presidente Alberto Fernández anunció este miércoles que se desarrollará en el país la vacuna contra el coronavirus que elabora la Universidad de Oxford junto al laboratorio AstraZeneca. ¿Qué sucedería si provoca efectos colaterales? Si bien el anuncio genera esperanza en la gente, la vacuna todavía está en una etapa de prueba, como muchas de las que se están desarrollando en el mundo.

Ahora bien, si la vacuna de Oxford trae daños colaterales se tienen que hacer responsables los gobiernos y no el laboratorio, como informó la cadena rusa RT basada en información difundida por la agencia de noticias Reuters. El laboratorio estará exento de demandas por vacuna contra el Covid-19. AstraZeneca, la farmacéutica británica, trabajará con México y Argentina para aumentar el suministro de la vacuna contra el coronavirus que ha desarrollado a los países de América Latina.

Los dos países producirán entre 150 millones y 250 millones de dosis de la vacuna, de acuerdo con Fierce Pharma. Sin embargo, debido a la rapidez con la que se tuvo que desarrollar la vacuna, AstraZeneca pidió una protección contra futuras reclamaciones, y para esto, la empresa ha llegado a un acuerdo con la mayoría de los países en donde se distribuirá la vacuna, según se informó en el portal European Pharmaceutical Review.

“Esta es una situación única en la que nosotros, como empresa, simplemente no podemos correr el riesgo si en cuatro años la vacuna ocasiona efectos secundarios. En los contratos que tenemos estamos pidiendo una indemnización. Para la mayoría de los países es aceptable llevar el riesgo sobre sus hombros, porque es de interés nacional”, dijo Ruud Dobber, ejecutivo de AstraZeneca. Dobber no mencionó con qué países ha llegado a este acuerdo, pero aseguró que la prioridad máxima de su empresa es fabricar una vacuna muy segura. / NA

 
 
 
 
 
 
 
 
 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER