Cerveza artesanal: una oportunidad para exportar desde el SO

Placeholder image

Cerveza artesanal: una oportunidad para exportar desde el Sudoeste. La capacidad productiva total es de unos 405 mil litros mensuales, determinándose un saldo exportable de 193.850 litros por mes. El Ente de Zona Franca Bahía Blanca + Coronel Rosales en el marco del Programa de Pasantías #SomosEquipo, trabaja estudios de prefactibilidad de exportación de distintos productos de la región, agregándole valor en la zona franca y saliendo por los puertos del sudoeste bonaerense.

En el último trimestre del 2020 uno de los temas que se trabajó fue la identificación de la cadena de valor de la Cerveza Artesanal, así como las características de la del SOB, identificando cuánto se destina al mercado interno y cuánto es su capacidad productiva, en función de obtener el saldo exportable, con identificación de los costos productivos y logísticos para su posterior exportación.

En sintonía con lo que ocurre a nivel global, en el país se registró un marcado crecimiento del sector cervecero en los últimos diez años. En Argentina, desde 2011 hasta el 2020, el consumo per cápita es entre 41 y 45 litros. La fabricación de cerveza artesanal en la región del Sudoeste se caracteriza por ser una de las zonas más aptas para el cultivo de la cebada cervecera.

Es por ello que cuenta con una localización estratégica gracias a la cercanía con los proveedores de malta, el principal insumo para la producción de la cerveza artesanal y a la presencia tanto del Puerto como del ente Zona Franca Bahía Blanca + Coronel Rosales que pueden funcionar como un canal para la exportación. En el estudio prefactibilidad se identificó que la capacidad productiva total es de aproximadamente 405 mil litros mensuales, determinándose un saldo exportable de 193.850 litros por mes.

La cerveza artesanal ya cuenta con antecedentes de exportación como el caso de Rabieta que realizó su primera exportación a China en setiembre del 2020 y tienen como próximos destinos Estados Unidos, Uruguay y España. Por otro lado, Otro Mundo Brewing Company que ha realizado exportaciones a Estados Unidos, Uruguay, México, Suecia, Reino Unido, Canadá, Paraguay, Italia, Australia, Hong Kong, Croacia y Noruega.

Otra cerveza que exportó es Peñón del Águila comenzó exportando a Estados Unidos, prosiguiendo con Uruguay, Paraguay, Chile, Bolivia, Brasil y México, y el objetivo que tiene esta cervecería cordobesa es el de exportar 1 de cada 4 litros producidos en su planta de Malagueño. También está el caso de Antares que se ha expandido por Brasil, Canadá, Estados Unidos, Uruguay y Suecia.

La propuesta de valor del estudio de factibilidad es a partir de la instalación de una enlatadora semi automática y una pasteurizadora para desarrollar el proceso de enlatado en Zona Franca, donde queda posteriormente en almacenaje con sistemas palletización y estiba, para su exportación a mercados demandantes de cerveza artesanal que son Paraguay, Estados Unidos, Australia, Bolivia, Brasil, Chile, y China (fuente Trademap.org).

El proceso sería a partir que los productores envíen la cerveza artesanal en barriles de acero inoxidable de 50 litros a través de utilitarios refrigerados, y en zona franca se procedería al acopio y su enlatado en latas de 473cc. El ing. Amorin, coordinador del programa de pasantías explicó que la capacidad instalada de a cerveza artesanal que funcionaba a un ritmo de ocupación determinado, producto de la expansión sostenida del hábito de consumo, se vio afectada durante el 2020, por las medidas de restricción generales derivadas de la pandemia, que conllevó el cierre de bocas de expendio, restricciones horarias, y retracción del consumo en general de alimentos no esenciales.

Al disminuir la demanda, las fábricas tuvieron que consecuentemente disminuir la producción, sumado que el valor de venta de sus productos, disminuyeron en dólares, ya que el consumo no puede absorber el salto cambiario producto de la devaluación de la moneda. Por todas estas cuestiones (Capacidad ociosa, valor en U$S a la baja, mercados externos con demanda), es que se analizó con resultados positivos la posibilidad de generar un sistema de producción con capacidad exportable, con aplicación de régimen de Zona Franca.

Existe capacidad instalada ociosa, con diferentes grados de tecnificación a nivel regional y capacitación de sus equipos técnicos, hay una limitante en la obtención de una de las materias primas de importación (lúpulo), con posibilidades de sustitución parcial por otras nacionales. Amorin concluyó que si hay un grupo de interés de productores de cerveza artesanal se puede avanzar en la exportación, logrando avanzar en el desarrollo regional del sudoeste bonaerense a través del agregado de valor y de las ventajas competitivas de operar en Zona Franca.

Como resultado del proyecto, a través de la instalación de un almacén en Zona Franca en donde se realice el proceso de enlatado y pasteurizado para su posterior exportación, se obtiene una rentabilidad en dólares estadounidenses del 17% para Paraguay y del 43% para Brasil, haciendo al proyecto atractivo para futuros inversores. / La Nueva

Placeholder image
 
 
 
 
 
 
 
 
 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER