En Pigüé, fabricarán productos textiles anti Covid-19

Placeholder imageEn Pigüé, fabricarán productos textiles anti Covid-19, con componentes naturales. Se confeccionarán en Pigüé y estarán elaborados con polímeros naturales provenientes de desperdicios de la industria pesquera por fabrica de textiles. A través de un convenio de investigación y desarrollo con el CONICET, la Universidad Nacional del Sur y la Universidad Nacional de Mar del Plata, la Cooperativa Textiles Pigüé firmó un convenio para la confección de sábanas, barbijos, cortinas, manteles y varios productos textiles que puedan ser efectivos para evitar la propagación del coronavirus.

El objetivo de este acuerdo es la realización de tareas mancomunadas entre los laboratorios de Materiales Compuestos Termoplásticos (CoMT) de INTEMA (CONICET – UNMdP) y Grupo de Nanomateriales Híbridos (NanoHib) de INQUISUR (CONICET-UNS) para desarrollar, obtener y caracterizar prendas textiles impregnadas con materiales anti coronavirus (covid-19) En la fábrica de Pigüé se llevarán adelante ensayos para testear la posible actividad antiviral de los materiales preparados y se impulsará su producción a escala comercial.

“Es un acuerdo que se hizo hace cuatro o cinco meses y la semana pasada firmamos el convenio para formalizar la relación. Es un trabajo que están haciendo desde la UNS y la UNMdP en la órbita del CONICET con el desarrollo de geles y films para usar como recubrimiento en distintos materiales. En el caso de materiales textiles, nos convocaron en abril para que acompañemos el proyecto desde la parte industrial. Se está trabajando en escala de laboratorio y nosotros lo replicamos en escala industrial” según aseguró la máxima autoridad del consejo de administración de la cooperativa, Marcos Santicchia.

“Lo que se busca es inactivar el covid-19 con iones de plata y cobre con polímeros naturales. Ahí está la innovación porque las nanopartículas, los iones de plata y cobre se usan hace muchísimo tiempo con estos objetivos, pero en este caso se están utilizando con polímeros naturales que vienen de desperdicios de la industria pesquera. Lo que se hace es inactivar el virus y se trabaja en que dure en el tiempo, que soporte varios lavados sin perder esta propiedad de inactivación del virus. El artículo puede ser un barbijo, una cortina, un mantel, una sábana, etc. La idea es tenerlo disponible ya validado y testeado para poder aplicarlo sobre distintos textiles. En nuestro caso poder hacer servicios para terceros o desarrollar telas que ya salen con esta propiedad”, agregó. / Infocielo

 
 
 
 
 
 
 
 
 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER