Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Aumentos de 212% en los Precios des-Cuidados

Placeholder imagePrecios (no tan) Cuidados 2019: hay productos que se pagan hasta 212% más caros en un año. La actualización del programa llega a las góndolas con nuevos artículos para reemplazar a muchos que fueron eliminados por la brecha inflacionaria. El Gobierno presentó la actualización del programa Precios Cuidados, que llega con unos 124 artículos nuevos a unos 2500 puntos de venta por los próximos cinco meses.

La Secretaría de Comercio anunció que el aumento de los precios promedio sería del 4,42%, cuando las consultoras y bancos esperan hasta mayo una inflación acumulada de 11,9%. Aunque el aumento promedio de los productos del programa fue de 7,2% en 2018, un revelamiento de TN.com.ar evidencia que algunos subieron hasta 212%. Y muchos fueron remplazados por segundas marcas.

El Ejecutivo busca que el programa Precios Cuidados 2019 llegue a las góndolas con una suba escasa si se tiene en cuenta que la inflación anual proyectada por el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central no baja de 48% para los doce meses de 2018. Esa diferencia anual de más de 40 puntos (40,2%) entre Precios Cuidados y el Índice de Precios al Consumidor estimado es la razón principal por la que pequeñas y medianas empresas que producen bebidas, artículos de tocador, de limpieza y, sobre todo, alimentos, se bajan del programa oficial.

Para constatarlo, este medio tomó una muestra (extraída del comunicado oficial que difundió Secretaría de Comercio) de 22 de los 560 ítems que integran el nuevo listado: sólo 6 de esos 22 se mantuvieron en el programa desde enero de 2018. Los 16 restantes fueron sustituidos por productos de similar calidad, pero de otras marcas. Los precios promedio de la canasta seleccionada aumentaron por debajo de la inflación proyectada de punta a punta (enero contra enero).

Se registraron 20 subas, en un caso de hasta 212% en ese período, y dos bajas: el envase de 8 unidades de toallas femeninas Ladysoft (que se mantuvo en la lista doce meses) y el paquete de galletitas de agua por 110 gramos. Sin embargo, si un consumidor pagó $8 por un kilo de harina 000 en enero de 2018, lo cierto es que ahora tiene que destinar $22,77 por un producto similar, de otra marca (185% más en un año).

La comparación es válida dentro de ese conjunto de productos elegidos por la Secretaría de Comercio Interior, que depende del Ministerio de Producción y Trabajo, para difundir la primera actualización del año en su comunicado oficial. Esa misma canasta de 22 artículos (con 6 equivalentes y 16 sustitutos) registró un incremento promedio de 61% comparado con el mismo mes del año pasado. Según la secretaría que dirige Ignacio Werner, quienes compren artículos señalados con el slogan “Precios Cuidados” ahorrarán en el próximo trimestre hasta un 26% promedio respecto del listado anterior (septiembre-enero).

El kilo de harina común no fue el único alimento que subió por encima de la inflación anual. El aceite de girasol es otro ejemplo. En la nueva lista de Precios Cuidados aparece un sustituto de segunda marca. Aun así, quien pagó $29,50 por una botella de 900 centímetros cúbicos en enero de 2018, hoy necesita $52,79 para adquirir un producto similar (79% más que hace un año).

Lo mismo ocurrió con el jabón líquido para la ropa de primera marca: el botellón de 700 ml. se vendía a $53,55 en supermercados hace un año, y ahora, un equivalente a aquel producto no se consigue por menos de $101,75 (90% más caro). El postre entero marca Shimy (elaborado por Sancor) fue el alimento que más subió dentro de ésta canasta: pasó de costar $9,30 a $29 (212% de diferencia) en doce meses. Las hamburguesas de soja por 4 unidades aumentaron más del doble que las de carne vacuna. Para comprar las primeras, los consumidores gastarán 94% más que en enero de 2018. En cambio, el mismo pack de 4 medallones de novillo marca Swift -que no salió de la lista- sólo aumento un 24% (de $38 a $49,90).

Entre los alimentos de la lista que subieron por debajo de la inflación prevista para 2018 se puede mencionar al pan de mesa Lactal en su envase de 335 gramos: aumentó 45% en un año. El pote de 400 gramos de dulce de leche tiene una diferencia de 29% que impacta en el bolsillo del consumidor de Precios Cuidados. Y para quien quiera comprar un paquete de arroz común de 500 gramos, hoy tendrá que pagar $17,84 (+44%) contra los $10 que necesitaba hace doce meses.

Las empresas consultadas sobre el tema coincidieron en que el programa oficial -ideado por el exsecretario de Comercio Interior, Augusto Costa- es una herramienta de marketing poderosa. Sin embargo, reconocen que no es un buen negocio ser parte de ese listado con una inflación de dos dígitos. “Cuando entré a Precios Cuidados en marzo de 2016, noté un repunte de ventas a los dos meses. Pero a medida que la inflación fue aumentando y mis productos tenían que mantener los precios congelados se licuó la ganancia inicial medida en volumen. Ahí entendí que el plan es bueno porque es federal y tiene difusión, pero que no es negocio”, dice a TN.com.ar un empresario bonaerense que hoy tiene su planta “en modo vacaciones”.

En el último año, Comercio actualizó los precios del programa en tres etapas (1,76% promedio para el período enero a mayo del año pasado; 2,34% registrado entre mayo y septiembre de ese mismo año; y otro 3,1% entre septiembre último y la primera semana de 2019). Es un ajuste del 7,2% al año. La explicación de por qué muchos de los precios están por encima del promedio establecido es simple: porque las empresas tienen la libertad de entrar y salir del programa una vez cumplido el ciclo en el que tienen que mantener los precios quietos por tres meses y medio.

En absoluto off the record, un productor santafesino admitió que entra y sale del programa con productos nuevos, trimestre de por medio. “La única forma de no perder contra la inflación es sumar un artículo que no haya estado antes en esa lista, por lo que no hay precio de referencia. Eso me permite ajustar los precios de esos alimentos puntuales en el lapso en el que me quedo afuera. La clave está en volver con presentaciones o marcas nuevas”, reconoce el empresario que acordó en diciembre último incluir dos ítems a la nueva nómina de Precios Cuidados.

El Gobierno no les exige a las empresas un nivel de ajuste determinado en cada negociación. Según relatan los ejecutivos consultados por TN.com.ar, en esas charlas trimestrales suele haber consenso sobre los porcentajes de aumento para cada segmento. “En algunos sectores, los más golpeados, Comercio no impone un techo para el incremento que se aplica a la nueva lista; pero en líneas generales no debe superar el 6% para el trimestre”, explica el director de una empresa láctea.

Otro de los inconvenientes que sufren las cadenas de comercialización (hipermercados, supermercados y mayoristas de todo el país) son los faltantes. “A veces la demanda de un artículo es mayor a la esperada por su fabricante, que se queda sin stock y no tiene mercadería para cumplir con el abastecimiento. Si las cadenas no hacen una “alerta temprana” ante Comercio, los inspectores pueden aplicar multas por incumplir con las condiciones del programa”, cuenta el gerente general de una cadena de supermercados con distribución nacional. Las penalidades por no tener el producto en góndola, correctamente señalizado con el cartel de Precios Cuidados, oscilan entre $50.000 y $300.000. Las multas varían en función de la gravedad de la infracción, de la categoría y del formato comercial del comercio. / TN.com.ar

 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER