Un hecho insólito que seguramente no te gustaría sufrir

Placeholder imageDe no creer: hicieron un allanamiento y se equivocaron de casa, ya que era enfrente. Sucedió en Laprida, Provincia de Buenos Aires, donde la dueña de la casa tuvo que hacerse cargo de los daños por el pésimo accionar policial. Durante la cuarentena, la ciudad de Laprida no tuvo paz en absoluto. Tiros en una madrugada que terminó con daños en vehículos, amenazas de muerte entre vecinos por tener coronavirus, la explosión de un tanque en una avenida y el robo a un exintendente que hoy es Senador, son algunas de las tantas cosas que han sucedido.

En la jornada del jueves sucedió algo insólito: fueron a allanar una vivienda y se equivocaron de dirección, le rompieron la puerta y luego se dieron cuenta de que el domicilio era el de enfrente ¿Lo peor de todo? La señora tuvo que pagar todos los daños. La dueña de la casa se despertó alrededor de las 8 de la mañana por fuertes golpes en su puerta y al grito de: "¡Policía, policía!". Lo increíble es que los tres efectivos que ingresaron y vieron a la mujer, se dieron cuenta de que la persona que buscaban no vivía allí sino enfrente.

María les explicó a los oficiales que no tiene relación alguna con la persona a la que investigaban, ya que ella vive allí hace años. Una vez pedidas las disculpas correspondientes, se dirigieron al domicilio verdadero, con la diferencia de que en este último ¡tocaron timbre! algo que despertó la indignación de la vecina a la que habían destrozado la puerta de la casa. Finalmente, el procedimiento terminó con un detenido y la mujer enojada por los daños ocasionados por parte de la Policía. Increíble. / Hoy

 
 
 
 
 
 
 
 
 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER