Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
Placeholder image
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La UNLP ayuda a combatir el robo de ganado

Placeholder imageLa UNLP colabora con la justicia para combatir el robo de ganado. Con técnicas de biología molecular, científicos de Ciencias Veterinarias ayudan a esclarecer uno de los tipos delictivos que más golpea a las localidades del interior. Muestras de ADN, la clave para dar con la carne robada e identificar a los responsables. La Justicia bonaerense logró resolver más de 400 casos de robo de ganado mediante la utilización del Programa Provincial de prevención del Abigeato, diseñado por la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata.

De este modo, y gracias a la aplicación de complejas técnicas de biología molecular, los científicos de la UNLP ayudan a esclarecer uno de los tipos delictivos que más golpea a las localidades del interior provincial. Los delitos registrados en distintas zonas de la provincia de Buenos Aires fueron resueltos después de que los fiscales e investigadores policiales enviaran muestras biológicas al “Instituto de Genética Veterinaria Ingeniero Fernando Noel Dulout” (IGeVet - UNLP-CONICET).

Al respecto, el Director del IGeVet, Guillermo Giovambattista, explicó que “mediante el uso de técnicas de biología molecular, conocidas como marcadores genéticos, se tipifica el ADN de, por ejemplo, el pelo, cuero, restos de carne o huesos de animales, que hayan quedado en el campo o en un establecimiento luego de la faena clandestina”, y de esta forma, “se pueden comparar esos resultados con el perfil genético de los cortes de carne que se venden en una carnicería en forma ilegal, o que son decomisados a los sospechosos en los allanamientos”.

El IGeVet cuenta con reconocimiento internacional en la materia, y con un equipo de trabajo multidisciplinario en genética de animales domésticos conformado por docentes e investigadores, profesionales de apoyo y técnicos, con más de 25 años de experiencia en identificación genética y resolución de paternidades en animales.

De acuerdo con estadísticas públicas, en el año 2003 se sustrajeron en el campo 13.301 animales (vacunos, equinos, ovinos, porcinos); en tránsito 1.123 animales (durante su traslado en camiones a distintos lugares, pueden ser frigoríficos, campos) y fueron faenados en el campo 2.629 animales en forma ilegal. Esto dio un total de 17.053 animales sustraídos.

Cinco años después y con el Programa y las Patrullas Rurales en pleno funcionamiento se sustrajeron en el campo 7.213 animales, 20 animales en tránsito y se faenaron solamente 664 animales con un total de 7.897. Es decir, hubo una disminución de casi el 60% en el índice delictivo. De esos 7.897 animales robados, lograron ser secuestrados 2.998. Se cometieron en total 1.578 hechos y fueron esclarecidos 336.

Utilizando las mismas técnicas de comparación de perfiles genéticos, los investigadores de la facultad de Ciencias Veterinarias también logran esclarecer casos de robo de mascotas y estafas por parte de criaderos de perros. De esta manera, por ejemplo, si un dueño sospecha que su perro no es la cría de los progenitores declarados, no es de raza pura, o tiene una enfermedad genética que el criadero no declaró, puede recurrir al IGeVet para realizar los análisis correspondientes.

En el caso de los caballos de carrera, cuando un animal es sometido al control antidoping y resulta positivo, el dueño del caballo puede recurrir a los laboratorios de la UNLP si sospecha que han cambiado la orina. Lo que hacen los investigadores del IGeVet es comparar el ADN del animal sospechado de doping con el perfil genético obtenido de la muestra de orina. / InfoGEI

 
COMPARTIR EN REDES
COMENTA EN FACEBOOK
ECOS EN FACEBOOK
ECOS EN TWITTER